Subida a la Torre Eiffel

La subida a la Torre Eiffel es toda una experiencia que hay que probar al menos una vez en la vida. No son sólo las vistas panorámicas de la ciudad las que merecen la pena si no también el estar entre los entresijos de esta gran obra arquitectónica y poder conocer en primera persona el símbolo indiscutible por excelencia de París.

La Torre Eiffel abre todos los días del año. Haciendo click aquí podéis ver los horarios. Hay dos formas de realizar la ascensión: en ascensor o a pie (sólo hasta el segundo piso, el último debe hacerse en ascensor). Mi recomendación, para todos los que estén bien físicamente, es subir a pie para contemplar mejor la estructura.

DSCN0543.JPG

En cuanto a los precios (click aquí), varían según la planta a la que quieras acceder y pueden comprarse de manera online, excepto para la subida a pie. El precio depende también de la edad y la condición física (precio reducido para discapacitados, niños, etc.). Importante, si eres joven  menor de 26 años y perteneces a un país de la Unión Europa, el precio de la entrada es reducida (5€ en abril de 2016, hasta la 2ª planta a pie).

 Lo que verás en la Torre Eiffel

Desde el año 2014, la primera planta de la Torre Eiffel cuenta con una parte del suelo de cristal que pone a prueba a los más miedosos…

IMG-20150423-WA0022.jpg

En la misma planta podemos disfrutar de un recorrido cultural, donde la protagonista es la Torre Eiffel: fotografías, carteles de películas, álbumes digitales, etc.

También podemos ver una parte de la escalera de caracol que utilizaba Gustave Eiffel para subir hasta la cima y de la cual se ha conservado una porción.

Escalera de caracol

Y además ¡las espléndidas vistas ! La subida de día permite ver todo con mayor detalle y apreciar los distintos monumentos de la ciudad. De noche las vistas son igual de bonitas y las luces de los monumentos permiten que los distingamos casi igual de bien que durante el día.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A pesar de la oposición inicial a la construcción de la Torre Eiffel por parte de algunos detractores, hoy en día nadie duda de su gran papel en la ciudad. Y al que no le guste, siempre puede hacer como Guy de Maupassant, que acudía a uno de los restaurantes de la Torre todos los días porque afirmaba que era el único sitio desde el cual no tenía que verla.

Anuncios

2 comentarios en “Subida a la Torre Eiffel

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s