Preparar un viaje a Grecia

Después de varios años intentando realizar uno de mis viajes más deseados, al fin tuve la oportunidad de visitar Grecia el pasado mes de junio. Hasta el momento, este viaje ha sido de los más complicados de preparar. En este post os contaré las distintas dificultades que surgieron, qué destinos elegí y por qué y otros detalles que quizás te puedan resultar útiles si tienes pensado visitar este bonito país. Antes de comenzar, aclarar que toda esta información está basada en mi experiencia personal, no son verdades absolutas y puede que otra persona al leer este post tenga una idea totalmente distinta 😉


El viaje: número de días

Nuestro viaje por Grecia tuvo una duración de 11 días, de los cuáles 2 los pasamos en Atenas, 5 en la isla de Koufonisi y 4 en Santorini. ¿Y por qué lo distribuí así?

ATENAS

Como quizás sepas, la situación económica en Grecia no es la mejor actualmente, especialmente en Atenas, la capital. Mientras organizaba el viaje estuve informándome sobre cómo se encontraba la ciudad, concretamente en cuestiones de seguridad. A través de las opiniones reales de otros viajeros del buscador de hoteles que suelo utilizar (booking.com) vi que muchas personas transmitían comentarios negativos sobre la ciudad, hablando de barrios poco seguros y peligrosos.

Atenas.JPG

Atenas

 

Por este motivo y con mucha pena (Atenas siempre ha sido uno de mis sueños) decidimos pasar solamente dos días aquí, para poder ver lo imprescindible. Una vez realizado el viaje tengo que decir que Atenas no fue tan peligrosa ni tan insegura como había leído. Si que es cierto que el ambiente en las calles es un poco triste y  en general, descuidado. Prácticamente no hay un rincón libre de graffiti en las paredes, transmitiendo cierta sensación de abandono. También hay muchas personas sin hogar deambulando por las calles pero en cuanto a seguridad se refiere, en ningún momento tuvimos  problemas ni sustos.

Diario de viaje, 1ª parte: Atenas

KOUFONISI

La isla de Koufonisi (en realidad Pano Koufonisi), junto con la isla vecina y deshabitada Kato Koufonisi forman lo que se conoce como Koufonisia. Estas islas se encuentran a unos 200 km de Atenas, que no nos parece demasiado a los que nos movemos por carretera. Pero en este caso, a Koufonisi sólo se puede acceder desde un ferry, que suele tardar unas 8 horas. Al tratarse de un viaje largo decidimos pasar aquí más tiempo que en el resto de paradas del viaje para así aprovecharlo más.

Koufonisi.JPG

Koufonisi

Tuvimos que tener también en cuenta los horarios de los ferries de la compañía Blue Star Ferries (la más económica) ya que sólo salían desde Atenas cada dos o tres días.

Diario de viaje 2ª parte, Koufonisi

SANTORINI

Por último, nos quedaba Santorini, la última parada en nuestra ruta, ya que es la ciudad desde la que volaríamos vuelta a casa. Decidimos pasar 4 días para poder conocer los atractivos principales. No queríamos una estancia más larga porque sabíamos de antemano que estaría llena de turistas (y no nos equivocamos).

Santorini

Santorini

Diario de viaje 3ª parte, Santorini


La elección de los destinos

Los tres destinos elegidos tienen su historia:

En mi época de estudiante, la historia del arte me resultó muy interesante, en especial todo lo relacionado con la etapa griega, por eso siempre he querido conocer la Acrópolis de Atenas. Este fue el motivo principal por el que escogí esta primera parada de mi viaje.

Escogí también Santorini porque desde hace años me llamaba la atención su famosa puesta de sol y esas fotografías de casas blancas y azules que seguramente tu también hayas visto.

Descubrí Koufonisi básicamente por casualidad. Cuando preparaba el viaje y me informaba sobre las distintas islas, comencé a buscar sitios que no estuvieran muy concurridos y que al mismo tiempo tuviesen un entorno lo más asombroso posible. Y así, investigando en internet es como me enteré de la existencia de este pequeño paraíso. La isla de Koufonisi no es uno de los destinos más conocidos dentro del turismo: es un pueblo pesquero donde viven unas 300 personas y de tamaño pequeño (puede recorrerse a pie perfectamente). El hecho de ser una isla mayormente desconocida para los turistas le da un encanto muy especial. A decir verdad, de los tres lugares visitados en este viaje, Koufonisi nos robó por completo el corazón.

Koufonisi (175).JPG

Koufonisi


“Problemas” que surgieron

Organizar este viaje no fue sencillo. Surgieron tres problemas principales:

  1. De los tres destinos elegidos, había que decidir cuánto tiempo pasar en cada uno y lo más complicado, lograr la mejor combinación posible entre las estancias en cada destino con los ferries (y sus horarios) para moverse entre las islas.
  2. En cuanto a la reserva de hoteles, tuvimos que buscarlos con muuucha antelación, sobre todo el alojamiento en la isla de Koufonisi. Al ser tan pequeña, los establecimientos hoteleros son escasos. Para haceros a la idea, en Enero ya lo habíamos reservado.
  3. Y la última dificultad fueron los vuelos: nuestra idea era volar a Atenas desde Madrid y volver desde Santorini. Existen vuelos directos hasta ambas ciudades pero a día de hoy no son compañías de bajo coste. Esperamos demasiado para comprar los vuelos y subieron excesivamente de precio. Lo ideal habría sido comprarlos entre enero y febrero. Finalmente, incluimos Roma en nuestra ruta, tanto a la ida como a la vuelta, ya que desde allí volaba Ryanair y abarataba considerablemente el viaje. Y ya de paso, pasábamos un par de días en la ciudad eterna 😉
ferry-grecia.JPG

Vistas desde el ferry


Viajar a Grecia: ¿caro o barato?

Ante esta pregunta, la respuesta general es: barato. La situación económica del país también está relacionada con estos bajos precios aunque hay que detallar algo sobre cada área.

  • Alojamiento: sin dudarlo, el alojamiento es muy barato. Y lo más importante, es que puedes encontrar establecimientos de muy buena calidad a un precio bastante asequible. El hecho de pagar poco dinero, en este caso, no quiere decir que vayas a encontrarte establecimientos sucios y descuidados (al menos es lo que puedo afirmar desde mi experiencia).
  • Transporte: volar a Grecia es muy económico incluso desde Madrid, pero tal y como dije antes, es importante comprar con mucha antelación para que nuestros bolsillos no sufran. Los ferries que comunican unas islas con otras también son bastante económicos: para hacerte a la idea, el precio de Atenas a Koufonisi (8 horas de viaje) fue de 35€. Es necesario recalcar que hay compañías más rápidas y obviamente más caras. El precio de los autobuses o metro (en el caso de Atenas) varía en cada lugar, aunque tiende a ser algo elevado en mi opinión. En Santorini puedes moverte en autobús por 1,80€ o 2€ según el trayecto. En Atenas el metro cuesta 1,40€.
  • Restauración: en general, el precio de los servicios de restauración son bastante asequibles. Es posible comer en un restaurante tradicional con comida griega por unos 13€ por persona (también depende de la categoría de restaurante que busques). En cuanto a la bebida, depende mucho del lugar y del establecimiento. En Santorini, por ejemplo, tomarte una simple cerveza sale por un ojo de la cara.
  • Comida: si compras en algún supermercado, quizás notes la diferencia de precios (o no, todo depende de tu lugar de origen). En mi caso noté que todos los alimentos eran más caros, especialmente en la isla de Koufonisi, aunque imagino que puede ser por la lejanía y la dificultad de tener que traer todo desde el exterior y por barco a una localidad tan pequeña.

Santorini (2)

Información adicional

  • Moneda: Euro

  • Idioma: griego. Puedes comunicarte sobre todo en inglés, en general la población lo habla sin problemas (al menos lo básico).
  • Clavijas y enchufes: tipo F, el mismo que se utiliza en España y en la mayoría de países europeos.
  • ¿Efectivo o tarjeta?: ¡Importantísimo! Por lo general, se puede pagar perfectamente con tarjeta de crédito o débito en hoteles, supermercados o restaurantes (en Santorini y Atenas mayormente). En las islas más pequeñas, como es el caso de Koufonisi, donde había tan sólo dos supermercados pequeñitos, no se puede pagar con tarjeta. Es conveniente llevar, por tanto, dinero en efectivo para pequeños establecimientos sobre todo para estancias en islas así. A la hora de reservar hotel, fíjate bien si en las condiciones se establece el método de pago, te ahorrarás más de un quebradero de cabeza. En resumen, diría que pagarás en efectivo y tarjeta al 50%.
Anuncios

4 comentarios en “Preparar un viaje a Grecia

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s